Para nuevas empresas, nuevos colaboradores.

Actualizado: 27 sept 2021

Como todos hemos podido vivenciar, en un mundo de constantes cambios climáticos, políticos, sociales y sanitarios, las empresas se han transformado para dar mejores soluciones a los nuevos escenarios de sus clientes. A pesar de esto, no todas han logrado el éxito esperado. Al analizar más profundamente qué es lo que ocurre en las empresas que han logrado aprovechar satisfactoriamente estas nuevas oportunidades y las que no, podemos concluir que una de las claves está en las personas y más específicamente en cómo los líderes han sido capaces de comprender sus nuevas motivaciones e involucrarlos en estos cambios, transformando no solo el qué hacemos sino que también el cómo hacemos lo que hacemos.

¿Qué podemos hacer para seguir entregando a nuestros clientes la misma calidad de servicio de siempre con la incertidumbre actual? ¿Qué nuevos productos o soluciones puedo incorporar en mi repertorio de negocio? ¿Qué estrategia vamos a asumir para alcanzar los objetivos esperados? Esas son algunas de las preguntas que las compañías se vienen haciendo en el último tiempo. Sin embargo, no podemos dejar atrás el hecho de que así como el contexto ha cambiado, las personas también lo han hecho y hoy se nutren de nuevas vitaminas laborales. ¿Cómo vamos a lograr estos cambios? ¿Qué motivaciones han cambiado en las personas? ¿Cómo apoyamos a nuestros colaboradores para que aumenten su eficacia en tiempos ambiguos, híbridos e inestables? ¿Qué esperan los colaboradores de una empresa y de sus líderes hoy? Esas son algunas de las preguntas que debemos estar ya haciéndonos como empresa y buscando el camino que logre unir esa nueva estrategia con la principal fuerza que la va a llevar a cabo, las personas. Aquí les compartimos algunas características de los nuevos "KNOWMAD WORKERS" o nómadas del conocimiento, con el objetivo de que podamos buscar las respuestas a las preguntas antes señaladas.

  1. Son "networkers" intrínsecos, prefieren trabajar en ambientes multiculturales y relacionarse a todo nivel. Las empresas que trabajan en "silos" no son atractivas para ellos.

  2. La innovación y la creatividad personal son un valor, les interesa participar en reuniones multidisciplinarias, aprender del conocimiento de otros y compartir sus ideas en forma abierta y segura.

  3. El aprendizaje constante y autodirigido. Los MBA o estudios tradicionales ya no son un "must deseado", hoy, conocimientos más específicos y diferentes a los de sus compañeros son percibidos como un aporte mayor. Son conocimientos en cadena que enganchan en forma de eslabones con los conocimientos de otros, formando una gran cadena de valor e invitando a la colaboración y trabajo en equipo, dejando atrás la clásica competencia individual.

  4. Perciben a la tecnología como una herramienta básica en la resolución de problemas y superación de limitaciones.

  5. No le temen al fracaso. Poseen una mentalidad de crecimiento, donde los errores son asumidos como posibilidades de mejora y no como una etiqueta de su desempeño o identidad. Asumen riegos.


¿Estamos preparados como empresa, como líderes y como equipo para potenciar a estos nuevos KNOWMADS e incluir esta forma de trabajo en la estrategia del negocio? ¿Estamos aprovechando los talentos que nos ofrece esta innovadora forma de trabajar para cumplir nuestro propósito empresarial? ¿Estamos preparados para incorporar este nuevo motor de crecimiento?

Como Livexecutive te podemos acompañar en este camino y asesorarte para que alcances tus objetivos junto al potencial de transformación que tienes.


Escrito por: Macarena Bustos



216 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo